Animales en peligro de extinción

animales en peligro de extinción
Todas las especies de rinocerontes están actualmente en peligro de extinción

Extinción de las especies y la perdida de biodiversidad

Son varias las razones por las cuales las vidas de estos animales en peligro de extinción van disminuyendo gradualmente.

Cada vez hay más información sobre el riesgo que corre la vida de las distintas especies que subsisten con nosotros. El resultado nos lleva a calificar dentro de la categoría de animales y plantas en peligro de extinción a muchas especies.

Se calcula que en los últimos 40 años la perdida de biodiversidad en el mundo es de un 58%. La cantidad de animales extintos es también alarmante.

Al menos 120 especies de animales se han extinguido en los últimos 100 años. Y la lista de animales en peligro de extinción en todo el mundo no deja de crecer: actualmente los que entran en las categorías de animales amenazados superan las 12.000 especies.

Esta amenaza está directamente relacionado con la interacción del ser humano en el planeta. Es decir, la manera en que la mayoría de las culturas humanas se relaciona con la tierra y sus habitantes.

Desde hace cientos de años el ser humano ha cambiado su estilo de vida y las practicas que lleva a cabo para sobrevivir en el mundo. Lo que ha beneficiado la supervivencia humana en el planeta, sin embargo, ha afectado al entorno que lo rodea. Y no sólo al entorno, también a muchas de las especies de animales que lo habitan.

Animales en peligro de extinción crítico: lista

La lista de especies, tanto animales como vegetales, que entran en la categoría de amenazadas actualmente supera las 25.000 especies. Por lo general, cuando se habla de especies amenazadas se toma una categorización hecha por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). En las especies amenazadas estarían:

  • Las especies vulnerables
  • Las especies en peligro
  • Las especies en peligro crítico

Para la lista de especies en peligro de extinción crítico que encontrarás en esta página hemos elegido las que se encuentran al borde de la extinción. Nos basamos siempre en las categorías e investigaciones de la UICN porque son las más fiables. Sus informes son exhaustivos y actuales.

perdida de biodiversidad

Algunas de las especies en riesgo de extinción crítico son:

Anguila europea

Ajolote

Elefante de Sumatra

Gorila de montaña

Lince ibérico

Lobo Mexicano

Rinoceronte de Java

Vaquita marina

Informacion sobre animales en riesgo de extinción

Las distintas actividades del ser humano han afectado significativamente tanto directa como indirectamente a miles de especies. Muchas de las cuales, a día de hoy, son consideradas animales a punto de la extinción.

Como decíamos, las categorías que permiten catalogar a estas especies amenazadas dependiendo del número de ejemplares que se encuentran con vida actualmente. Estas categorías van desde las que se consideran vulnerables a ser amenazadas hasta las que están en peligro critico.

Que haya algunas especies menos amenazadas no significa que para ellas no exista un riesgo en un futuro cercano.

Hay algunas especies que realmente están a punto de desaparecer. Son los casos del rinoceronte de Java o la vaquita marina, cuyas poblaciones han disminuido drásticamente. Ambas especies diezmadas por la codicia humana. Y el riesgo de extinción, debido a su rápido declive poblacional, es inminente.

En este último siglo se han extinguido más especies que en los 400 años precedentes. Algunas especies, como el tigre de Tasmania o el delfín de río chino, delante de nuestras propias narices.

¿Cuáles son los animales bajo amenaza de extinción?

Actualmente los animales considerados amenazados o en riesgo suman nada más y nada menos que un total de 13.267 especies. De estas, la mayoría no solo se encuentran amenazadas sino en peligro de extinción. Esto significa más de la mitad de las especies de animales y vegetales en peligro de extinción en el planeta. En el último informe de la UICN (de 2017), conocido como la lista roja de las especies amenazadas, contabilizaban por primera vez en más de 25.000 las especies vulnerables. Lo cual significa el riesgo de perdida de biodiversidad más grande de la historia.

Causas de la extinción de los animales

Una de las razones de la amenaza es la destrucción de sus hábitats naturales por parte del ser humano. Esto se hace con distintos fines, desde la expansión de territorios para la utilización de esos terrenos y la tala de árboles para madera, hasta la caza furtiva y la contaminación.

Otro factor al que los seres humanos hemos contribuido es el calentamiento global. Éste influye directamente en el deterioro de los hábitats naturales de muchas especies y a la perdida de biodiversidad. En este caso podemos mencionar al oso polar. Su hábitat, en el Ártico, está sufriendo grave y aceleradamente las consecuencias del mencionado factor climático. Esta especie está calificada como vulnerable.

Hay muchos otros animales que en un futuro se podrían ver gravemente afectados por el calentamiento global además del oso polar. Es el caso de las distintas especies de canguros, pingüinos y tortugas marinas, entre otros.

La caza furtiva, como mencionábamos, es otra de las causas por las cuales muchos de los considerados animales en peligro de extinción hayan desaparecido de la faz de la tierra. A pesar de que se realizan acuerdos o restricciones sobre la caza de dichas especies, no se ha cesado de hacerlo. Esto debido a que hay una industria muy lucrativa en el mercado negro de derivados de los animales en peligro de extinción.

Esto, ya sea por su pelaje, como en el caso del tigre. Por sus colmillos o cuernos como el elefante y el rinoceronte. Por su carne o para motivos supuestamente medicinales en otros. Y en los casos más lamentables, son asesinados como simples trofeos.

De manera más detallada podríamos decir que las especies se extinguen o se encuentran bajo amenaza prácticamente por los siguientes motivos:

Desarrollo residencial y comercial

Expansión de los asentamientos humanos y destrucción de la biodiversidad y los ecosistemas donde viven las especies. También expansión de las áreas de explotación y destrucción de los bosques con motivos comerciales.

Cambio climático

El cambio climático es uno de los factores que determinarán cada vez más las causas de la extinción de las especies en el futuro. La modificación de la temperatura atmosférica, cuyos motivos principales serían la emisión de gases por parte de las industrias, está afectando de manera significativa la vida de muchas especies que no podrán vivir si el clima sigue cambiando. Primero, porque sus hábitats están modificándose a un ritmo vertiginoso, en el caso de las especies que habitan los polos. Segundo, porque algunas especies no podrían soportar el aumento del calor en las regiones donde habitan.

Contaminación de las aguas

La contaminación de rios, océanos, lagos, pantanos y mares está afectando la vida de muchas especies animales y vegetales. La expansión de las ciudades, la creación de nuevos asentamientos en zonas anteriormente despobladas y los vertidos industriales también son una de las crecientes causas de la extinción y de amenaza para muchas especies, sobre todo acuáticas.

Agricultura y aquacultura

La agricultura y la acuicultura intensiva no benefician al ecosistema y contribuyen a la pérdida de biodiversidad. Al ser producciones generalmente intensivas, modifican los paisajes terrestres y acuáticos, y afectan en diferentes formas, generando contaminación por el uso de pesticidas, destrucción de grandes extensiones y polución acuática.

Control de plagas

Además de los pesticidas que se vierten en los terrenos de cultivos, otros controles de plagas acaban con la vida de muchos animales que consumen los venenos o caen en las trampas.

Producción energética y minería

La producción minera afecta drásticamente el medio ambiente. Al perforar las diferentes capas terrestres, se expulsa muchas sustancias nocivas en el aire, la tierra y el agua, que afecta a los animales y vegetales. También se destruyen muchos ecosistemas sobre los yacimientos al crear los terrenos para la extracción.

Otra forma de alteración que podría ser tomada como causa la extinción de muchas especies, o al menos de la amenaza, es la creación de presas hidroeléctricas. Éstas alteran el curso de los ríos y dañan a los animales acuáticos.

Carreteras y locomoción

Las carreteras son la causa de extinción de muchas especies. Un ejemplo claro es el del lince ibérico. En 2017 murieron 58 ejemplares de la especie, 31 de ellos atropellados en carreteras. Tengamos en cuenta que la cantidad de animales de esta especie es inferior a 900 y está catalogado como animal en peligro de extinción.

Recordemos que el lince ibérico estuvo catalogado como animal en peligro crítico, ya que su situación fue terrible a principios del siglo XXI. De 2002 hasta 2015 se mantuvo en esta categoría, pero por la reciente defensa y recuperación, desde 2016 sigue estando en peligro pero ya no “crítico”. Pero si continúan las muertes en carretera, la situación se podría revertir en pocos años.

Utilzación como recursos biológicos

No es el sitio para discutir si los animales son o no un recurso. Nosotros y nosotras somos firmes defensores de un estilo de vida que respete a todos los animales, y no sólo a los que se encuentran en peligro. Por lo tanto apoyamos y defendemos es el estilo de vida vegano.

Dicho esto, muchos animales actualmente en peligro continúan siendo utilizados como recursos biológicos. Es decir, son asesinados al ser considerados como meros recursos y no seres vivos:

  • Por sus pieles, como suele suceder con las todos los felinos amenazados.
  • Por el marfil de los cuernos, como es el caso del elefante africano, cuyos cuernos son vendidos para crear artesanías. En Europa se siguen vendiendo.
  • Sus cuernos, como es el caso de los rinocerontes, cuyos cuernos, con supuestas (y ficticias) propiedades anticancerígenas se venden por fortunas en el mercado negro.
  • Por quedar atrapados en redes de pesca de otros peces, como es el caso de la vaquita marina.
  • Por supuestas propiedades afrodisíacas, como es el caso de la totoaba.

Perturbación humana

Todas las formas descritas ahora se podrían calificar como perturbación humana. Y de hecho lo son. Pero hay otro tipo de perturbación que afecta a la tranquilidad de las especies y es la causa de la extinción de muchas de ellas.

Los seres humanos son probablemente el mamífero más expansivo que ha habitado este planeta. Su capacidad cada vez mayor de llegar a lugares en el paso impensables, afectan a la vida de los animales. Muchos de ellos escapan ante la simple presencia humana, lo cual afecta a su entorno y su tranquilidad. También a su alimentación y reproducción

Modificación del sistema natural

Casi todos los puntos antes descritos se podrían resumir en este. La tala de bosques, la expansión industrial y agrícola, la extracción minera, etcétera, modifican el sistema natural. Lo ponemos como un punto aparte para que quede claro que la modificación del sistema natural y la alteración del ecosistema es una de las causas de la extinción y no una consecuencia.

Es decir, se modifica el sistema natural para conseguir unos objetivos, generalmente relacionados con la economía. Aunque el motor sea el beneficio económico o material, la alteración de la biosfera para conseguir beneficios es una causa de la extinción de los animales y pérdida de biodiversidad, aunque la finalidad no sea la modificación en sí.

Introducción de especies invasoras

Las especies invasoras pueden alterar el ecosistema en el que son incluidos de diferentes maneras:

  • Acabando con los recursos alimenticios de las especies autóctonas.
  • Volviéndose depredadores de otras especies.
  • Contagiando enfermedades nuevas de las cuales las especies del lugar no tienen anticuerpos.

Contaminación del aire

Las actividades industriales generan cantidades de polución que afectan en diferentes maneras a los animales.

  • Crean enfermedades respiratorias.
  • Contaminan el alimento de las especies.

Tráfico de especies

Muchas especies se han visto amenazadas por el tráfico de sus ejemplares, tanto vivos como muertos. Actualmente hay medidas muy estrictas para evitar esta situación. Pero el dinero que hay detrás de ello contribuye a que este prolifero mercado sea una causa de la extinción. Es el caso del cuerno de rinoceronte o la totoaba. En ambos casos se trata de un negocio que mueve millones de euros al año.

Algo debemos hacer

En conclusión, pensamos que no podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar sin realizar algo al respecto. Cada vez son más los animales en peligro de extinción. Como habitantes del planeta, debemos velar por la conservación de los seres vivos que nos rodean.