Vaquita marina

La vaquita marina en peligro de extinción

Hoy en día, son muchas las especies de animales que están en riesgo de desaparecer para siempre, hay algunos que tienen más posibilidades que otros y requieren de acciones inmediatas para evitar que su extinción.

Es el caso de la vaquita marina o Phocoena sinus; se trata de un cetáceo originario de la zona del Golfo de California.

Podemos considerar a especie de marsopa un mamífero marino muy tranquilo. Y solamente asciende a la superficie en pocas ocasiones para tomar aire. Esto hace que sea muy difícil verlas a simple vista.

¿Cuantos ejemplares quedan de la vaquita marina?

La vaquita marina, que comparte el hábitat con la totoaba queda en las redes de pesca. Esta práctica de arrastre ha llevado a que en la actualidad sea oficial que quedan menos de 30 ejemplares vivos.

Lo cual ubica al cetáceo entre los mamíferos más amenazados.

Actualmente, aunque se refuerza e intensifica la tarea de salvación de la vaquita marina está peligro de extinción. Se estima que la pesca ilegal en la zona se ha incrementado un 300%, lo que amenaza aún más a la vaquita marina en su posible desaparición.

En un negocio que mueve tantos millones. En el que desde redes de tráfico de Asia y narcotraficantes locales participan, la vaquita marina es posible vista por esta gente como un simple “daño colateral”.

Hay que saber que la desaparición definitiva de la vaquita marina está más cerca de lo que se piensa. Cada vez son menos los ejemplares contados anualmente. Teniendo en cuenta de que hace 20 años se contaban más de 600, se puede estimar que en pocos años podría desaparecer completamente.

Hay quien incluso predice que la Phocoena sinus pueda terminar por extinguirse este mismo año si no se toman las medidas necesarias urgentemente.

vaquita marina en peligro de extinción
Monumento a la vaquita marina

Las redes de la extinción

Esto se debe a que los pescadores del área que colocan las redes de enmalle, lo cual está prohibido. Lo hacen con el propósito de adquirir otra especie de pez cuya pesca también es ilegal.

A pesar de los acuerdos y las advertencias, es imposible que los pescadores dejen de realizar estas dañinas acciones. Incluso el gobierno se ha involucrado en esta causa para brindarles un soporte económico a estas personas y así cesen dichas actividades. Pero todo ha sido en vano ya que no se ha logrado detener la razón principal. Y es de sobra comprobado este motivo, por que cada vez son menos los ejemplares de vaquitas marinas vivos.

Muchas de las muertes no ocurren de forma intencional. Los pescadores afirman que la vaquita marina no es la especie que buscan pescar, o al menos eso es lo que han comunicado.

Los investigadores y conservacionistas han determinado que para poder salvar a la vaquita marina se necesita extraer a cierta cantidad de ellas de su hábitat y ayudar a que se reproduzcan para así lograr preservar la especie. Lo mismo lo harían con la ayuda de delfines para no espantar a las marsopas.

La totoaba, el pez más caro que las drogas

La totoaba, también llamada corvina blanca o cabicucho, es un pez propio de la región del golfo de California, es una especie muy cotizada en el mercado asiático. La ingesta de su vejiga está considerada como afrodisíaca. También se utiliza en la medicina tradicional china.

El kilogramo de vejiga de totora se puede llegar a pagar hasta 60.000 euros, o incluso más. Lo que lo convierte en muchos países en una sustancia mucho más que la cocaína y la heroína.

Peligro crítico

La vaquita marina es el cetáceo más pequeño del planeta. Y también el más amenazado. Está en la lista de los animales más amenazados del mundo y al borde de la extinción.